martes, 31 de octubre de 2017

octubre

comiendo calle
gambeteando facturas de gas
gastando guita en gaseosas rancias
ranchando recovecos
almorzando amistades
cartoneando cartas
derramando vino en bondis
considerando reiniciar
de prestado
regalando
acariciándome texturas con la música
siembro semillas
estampo paciencia en las paredes
-de mis ansias por cosechar

domingo, 29 de octubre de 2017

mi vida era de rutina

mi vida era de rutina. por eso no recuerdo cuántos años trabajé ahí. ojo, no puedo quejarme. dormía abrigado, conocía gente nueva siempre y rosario es una ciudad linda, dentro de los parámetros. la cosa marchaba bien, pero donde uno dibuja un punto siempre está el destino para ponerle la cola y convertirlo en coma. esto me pasó la semana pasada.

debe haber sido martes o tal vez miércoles, porque en el bar había poca gente. ya habían entrado a robar una vez, el año pasado, pero a nosotros no nos habían tocado. hubo gritos, y llantos, y desde entonces la caja registradora no fue la misma. nada que ver con lo de la semana pasada, que fue mucho más repentino y sigiloso.

como decía, era de noche. yo estaba afuera. no había mozos cerca, solamente algún que otro cliente. yo esperaba el momento para ir a la cocina cuando fui víctima de un movimiento brusco y de la certeza amarga de que el cambio, proceso inevitable, me alcanzaba. sentí miedo y adrenalina y unas manos que me envolvían. después de eso, todo estuvo oscuro.

sospeché lo peor. quedé solo con mi paciencia. la oscuridad pasa de ser un pozo ciego a relativizar toda posibilidad. tiene un comienzo inolvidable y un final que se prolonga como la noche cuando se cae al mar.

volví a ver la luz recién al par de días. hombres y mujeres me pintaron de colores, como camuflándome. habrá sido mi ser en modo zen o las risas de fondo, pero no me sentí amenazado. así estuvieron, jugando a que ellos eran tacto y yo masa madre. cuando terminaron, me devolvieron a lo oscuro.

resignado, entablé amistad con la nada y me confesó que es la única que le escapa al tiempo.

cada tanto, escuchaba los sonidos del ir y venir. resignado, me encomendé a cuantas figuras se me ocurrieron. estaba preguntándole al Gauchito Gil por Gilda cuando me soltaron en un lugar cerrado del que no sé si pueda escapar. francamente, pasaron tantas cosas que con entender me conformo.

ahora, hace días que estoy acá. no sé dónde es acá. tal vez esté en Bolivia, porque escucho acentos que son nuevos para mí. ha de ser un lugar interesante, porque solo se llena de gente por las noches. acá se estanca el aire pero nunca las conversaciones. yo, por mi condición de conformista o mi capacidad de adaptación (eso depende de si estoy medio vacío o medio lleno), ya me estoy adaptando.

pero de algo estoy seguro. ¡tenías razón. abuela! y yo nunca le hubiera creído. supongo que no pasa hasta que te pasa. despojado del escepticismo ante los mitos, veo todo más claro. el humano actúa de formas misteriosas. ahora sé que fui una víctima más del clan de los atrapavasos.

miércoles, 18 de octubre de 2017

la tierra es plana

iniciá sesión
o registrate.
bienvenido barra a.

en línea
mis amistades
y la gente que me hace reír.

tal vez también personas que están cerca
y las admiro
aunque no tenga relación
en la plataforma real.

debe haber incluso algunx
a quien agregué como amigue
por mera conveniencia,
o porque me gusta su lomo.

recíprocamente
habrá empresas tentándome,
publicidades orquestadas,
clics que pensé que regalaba;
solo porque alguien
los vendió por mí.

todo un planeta condensado,
la tierra sí que es plana,
mis ojos
pagan con miradas,
mi mente lamenta
la marcha al galope
de la información.

ahora estoy leyendo
versiones cruzadas,
obeso de información.
me encuentro buscando un cuerpo
en una pantalla.

y feisbuk tiene puesta
la careta
de nisman.


la soga

el agua al cuello
el miedo al pecho
la soga quema
el peso

en el bolsillo poco
la batería baja
la energía bajísima
solo las llaves suenan

desafinadas
desafiantes
herramientas del humano
para su evolución

desde el mono
hasta el polvo
y entre medio
las guerras y amores

la alarma que cambiaste
el calendario que no sabés usar
la hora la sabés siempre
la pequeña luz titilando en tu cabeza
la mala señal

las ganas
y la desesperación
el siglo xxi
la soga en tus muñecas
el sudor virtual.

jueves, 12 de octubre de 2017

me voy

parto partido. construiré allá afuera un refugio para herencia de mi mundo interior. es que me he encorvado progresivamente por el peso del cofre en mi pecho. secretos sepultura quieren regalarse. colores santos transpiran, y en la urgencia se corroe mi ropa interior. todos mis matices engrisecen.

llegué a una esquina en la que tuve que afeitarme la cabeza porque el pelo crecía enreverado, protegiendo tornasoles en mi cráneo. hasta que se llenó y rebalsé polvo de piedra por cada uno de los orificios.

ya no me siento hermoso.

miércoles, 11 de octubre de 2017

No me vendo pero

Soy Juan de Los Márgenes. El que no se cansa de cansarse. Cada día me abrigo con un color diferente. Y desayuno siempre el mismo sol. Después camino por calles calladas rumbeando hacia la luna, porque los objetivos están detrás del horizonte. Mi libertad no la tengo, la sostengo, y el equilibrio es frágil. Soy experto en aprender todo de nuevo.
Últimamente no gasto energía en otros. En mí, jamás la gasté. Quisiera decirle inversión, pero la palabra es reciclaje. Si de veras quisiera decirle inversión, yo sería otra persona, y no estaría escribiendo acá, donde no me ves pero me imaginás, rompiendo las fronteras de un río marrón,
escribiendo en azul mi cielo negro sobre un papel blanco gastado. Solamente pinto letras porque me pintan las manos. De pies a cabeza soy el mismo ser. Mi cuerpo, mío, y lo escondo como quiero. No me vendo, pero siento que me compran igual.

viernes, 6 de octubre de 2017

Fuerza

Confundidos y haciendo repeticiones,encerrados en un gimnasio.
Sacando pecho, metiendo panza,
falseando media sonrisa.

O saliendo a correr,
esquivando cuerpos,
conspirando miradas,
vestidos por la moda,
brillando flúor con
zapatillas magenta.

Son las únicas opciones
que se pueden comprar
en las vidrieras del centro.

Estamos buscando la Fuerza.
Tenerla. Y mostrarla.
Usarla
para presumir,
o guardarla
para el momento indicado.

Y nos damos concesiones
para darnos impulso.

Como con todo,
chocamos con la barrera
de que no vale la pena.
Y seguimos.

Nos sentimos un poco
ridículos
mientras hacemos que escuchamos
al cuerpo.

Queremos domarlo.
Para explotarlo.
Y para sentirnos mejor.

Una lucha contra el autoestima
mal planteada desde un principio.

¿Cuánto tiempo mal gastado
luchando contra uno mismo?
¿Cuántas veces confundidos
de opresor?

Y hoy,
que te escucho
preguntándome
pero en realidad
preguntándote:
cómo obtengo
Fuerza.

Cómo mierda
me mantengo en la lucha.

Venga ese abrazo. Escuche.

Es mentira eso del horizonte.
Y también es mentira
lo de los abdominales marcados.

lunes, 2 de octubre de 2017

De conversaciones de madrugada XLV

dice torque siempre:
amor libre,
o libre
del otro?

domingo, 1 de octubre de 2017

no estoy a la altura de las expectativas que genero

por qué

"porque lo escribí en dos días
y fui feliz por tres minutos"
Sometimes YOU have to be your own hero