domingo, 18 de junio de 2017

que vengas

quiero que vengas un día cálido para recibirte en mangas cortas, poder darte un abrazo.
quiero ir a la terminal a buscarte en bici en honor a cuando lo incierto es gracioso.
voy a llevar un vino que va a llegar abierto, yo también.
de tanto acariciarle las texturas a la espera, estoy tratando el tiempo como riquelme a la pelota.
dejé rosario minado de chistes internos. desempolvé mi risa cómplice.
pensé en poner el agua una y otra vez. pegotearle miel a la mesita de luz. prenderte la estufa.
planté árboles. practiqué discursos revolucionarios. me leí en voz alta.
cociné para cincuenta por si sos inabarcable.
rompí todos los vasos de plástico de la casa. soñé que me despertaba. aguanté la respiración. banqué la inspiración.
googlié la lista de contraindicaciones. escribí esta lista de ilusiones.
me agarré nostalgia de lo que aún no viví.
te cosí una musculosa abierta hasta la cintura. planifiqué la comisura de tus labios. divisé tu guarida entre las curvas de mi pecho.
mandé a bajar una porción de la luna. vos serías mi certificado.

No hay comentarios:

Sometimes YOU have to be your own hero